Dr. Iván Jiménez, Urólogo Certificado

uroivan@vealurologo.com

VPH y medidas de prevención y tratamiento en una clínica del papiloma humano

VPH y medidas de prevención y tratamiento en una clínica del papiloma humano
vph-medidas-prevencion-tratamiento-una-clinica-del-papiloma-humano

El Virus del Papiloma Humano, conocido comúnmente por como VPH es considerada la enfermedad de transmisión sexual más común en la actualidad y aunque por lo regular puede desaparecer de manera espontánea sin un tratamiento especial, algunos tipos de VPH pueden ocasionar la aparición de verrugas genitales o cáncer. Es por esta razón que su tratamiento en una clínica del papiloma humano es de gran importancia, ello para atender sus posibles complicaciones y evitar su transmisión. De igual modo se recomienda a la población general con una vida sexual activa acudir a centros donde puedan obtener información acerca de este padecimiento y realizarse la prueba para detectarlo.

Actualmente se conocen más de 100 diferentes tipos de Virus del Papiloma Humano, de los cuales un 40% se contagia por contacto sexual, y aunque por lo regular no manifiestan síntomas ni generan molestias existen algunos tipos de VPH que sí pueden ocasionar complicaciones como la aparición de verrugas genitales y algunos tipos de cáncer. Hay dos tipos de Virus del Papiloma Humano, el tipo 6 y 11, que son considerados VPH de bajo riesgo que ocasionan la aparición de verrugas en el área genital, pero que no se relacionan con otros problemas graves de salud, y al menos otros doce tipos de VPH, siendo los más riesgosos el tipo 16 y el 18 son considerados de alto riesgo y son los causantes de cáncer cervical, cáncer de vagina, cáncer de vulva, cáncer de ano, de boca y garganta.

Desafortunadamente la infección del Virus del Papiloma Humano no tiene cura, sin embargo existen tratamientos que permiten evitar sus efectos nocivos sobre la salud, así como medidas para evitar su contagio, por lo que se recomienda acudir a una clínica del papiloma humano ya sea a modo de prevención o de tratamiento. Una de las opciones disponibles es la aplicación de una vacuna que protege de cierto tipo de VPH, o bien, si ya se ha presentado la infección por uno de los virus de bajo riesgo, se puede realizar un procedimiento para retirar las verrugas genitales. En el caso de los virus de alto riesgo, los tratamientos son más especializados y para comenzar es necesario realizar un diagnóstico preciso de la afección.

Uno de los principales problemas existentes para el diagnóstico del Virus del Papiloma Humano es que los tipos de virus de alto riesgo no presentan síntomas sino hasta que la salud de quien los presenta se ha visto seriamente afectada. Por esta razón se recomienda realizarse revisiones médicas de manera regular como exámenes del VPH y citologías vaginales y utilizar protección al tener relaciones sexuales para disminuir las probabilidades de contagio. Ahora bien, es necesario aclarar que las pruebas como la citología vaginal, conocida como Papanicolaou, no detectan como tal los tipos de VPH de alto riesgo que puedan causar cáncer, sino que identifican cambios que pueden ser indicadores de una enfermedad ocasionada por el virus del papiloma humano, en ello radica la importancia de un seguimiento médico.

Las complicaciones derivadas de los virus de alto riesgo, que incluyen el desarrollo del cáncer, sí manifiestan síntomas. El cáncer anal puede ocasionar secreciones, dolor, sangrado una sensación de picazón y alteraciones en el funcionamiento intestinal; el cáncer de pene puede ocasionar la aparición de úlceras, la presencia de dolor y cambios en color y el espesor de la piel del pene; el cáncer de vulva puede ocasionar dolor, la formación de abultamientos, picazón y cambios en el color de la piel o su espesor; el cáncer de garganta además de dolor puede provocar problemas para tragar, alteraciones respiratorias, dolores de oído, tos y la aparición de abultamientos en el cuello. Si se identifican estos síntomas de inmediato debe acudirse con un especialista para que se encargue de realizar los exámenes y pruebas para diagnosticar el problema.

En este punto cabe mencionar que la mayoría de las personas logran recuperarse sin ningún problema de las infecciones causadas por el VPH, y que las complicaciones suelen tardar años en aparecer, por lo que si se cumple con revisiones médicas periódicas y se realizan pruebas de VPH y citologías vaginales no debería existir preocupación por presentar estos virus.

Al no existir una manera para identificar el contagio con VPH de alto riesgo, y el hecho de que sólo se detecta su presencia cuando los tejidos infectados han sufrido alteraciones, lo mejor es adoptar medidas de prevención para no contraer y no transmitir el Virus del Papiloma Humano. Al tratarse de una enfermedad de transmisión sexual, las medidas preventivas incluyen el uso de condones y barreras de látex bucales al mantener relaciones sexuales, que si bien no son del todo eficaces para evitar el contagio de infecciones por VPH, sí reducen las probabilidades. Esta medida de prevención es útil tanto para evitar el contagio como para evitar la transmisión si ya se sabe que tiene el virus, y otra muy recomendable es aplicarse la vacuna contra el VPH. La vacuna se aplica en clínicas de papiloma humano y protegen contra los virus tipos 16 y 18, que son los de riesgos altos. Estas vacunas se aplican a personas a partir de los nueve años de edad y protegen contra el VPH, aunque de cualquier modo se recomienda utilizar condones y barreras de látex al mantener relaciones sexuales y realizarse pruebas periódicas pues no protege contra todos los tipos de VPH que pueden provocar cáncer, que recordemos se estima son una decena.

En futuras publicaciones en este blog hablaremos a mayor detalle de las características del Virus del Papiloma Humano, de su tratamiento y de medidas para prevenir el contagio y transmisión del VPH. Les recordamos que la información es fundamental para prevenir esta y otras enfermedades de transmisión sexual, por lo que se recomienda acudir a una clínica del papiloma humano para solicitar detalles acerca de los riesgos de los virus, tratamientos y métodos de prevención. Si desean agendar una cita para recibir la atención especializada del Dr. Iván Jiménez Vázquez los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*